miércoles, 25 de noviembre de 2015

TRANSHUMANISMO Y APOCALIPSIS

Hijos es la última hora, así como oyeron que el anticristo viene... Muchos anticristos vendrán, por eso sabemos que es la última hora. Juan 2:18
Desde la época en que floreció la "Peste Negra" en Europa el hombre ha querido controlar la cantidad de población, incluso se llegó a plantear que no debían curar ciertas enfermedades, ya que de esa forma se controlaría mejor la cantidad de vidas humanas y así optimizarían los escasos recursos. Esta Peste mermó la población humana y causó una repentina abundancia de comida y de oportunidades, incluso historiadores importantes afirmaron que La Peste Negra allanó el caminó para el Renacimiento.

Para los H+ (Transhumanistas) la ingeniería genética sería más útil si se crean enfermedades en lugar de curarlas. Incluso en pleno holocausto, los nazis intentaron manipular la genética para "crear" seres humanos con rasgos y cualidades específicas, de esa manera predominaría la raza Aria. La Eugenesia (Josef Mengele) tenía como motivo hacer una limpieza étnica a nivel genético. No es coincidencia, que en pleno siglo XXI suceda lo mismo; y de continuar así, la raza humana no sobrevivirá otro siglo, es por ello que año tras año crean nuevas cepas híbridas de enfermedades virales (virus de diseño), recordemos as últimas:
2010 Virus Gripal AH1N1 se detectó por primera vez en el año 2009, en un principio se le denominó "gripe porcina" por la similitud del virus encontrados en los cerdos.
2011-2012 Virus de la Hepatitis B
2013 H7N9 Gripe Aviar
2014 Ébola, tuvo un comienzo bastante alarmista, pero a los meses se demostró que no era tal la magnitud de ella, encontrándose asombrosamente la cura que obviamente no alcanzó para entregar a países del continente Africano.
2015 Virus Mers
2016 Virus ZIKA

Ante estos planteamientos hubo sociólogos que alzaron la voz para decir que los recursos no eran escasos, muy por el contrario, en nuestro planeta existen muchos recursos y podían colmar las necesidades de cada individuo. Si los países los compartieran no habría pobreza y el exceso de problación no sería un motivo para la reducción. Esta indolente postura fue la base que tuvo el Transhumanismo (H+ o h+) el cual se define como un movimiento cultural e intelectual internacional con un objetivo final de transformar fundamentalmente la condición humana mediante el desarrollo y fabricación de tecnologías ampliamente disponibles para mejorar en gran medida el intelecto humano, físico y capacidades psicológicas.

Transhumanistas ilustraron esto con el "Reloj del Juicio Final" según el cual, nos encontramos en los últimos minutos de vida.
Esto no debiera asombrarnos, ya que hace años el Congreso de EEUU aprobó la ley HR que lleva por título: "Ley de planificación de muertes en masa y consideraciones religiosas". Esta Ley se aprobó el 28 de septiembre y obliga a la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA) a prepararse para una planificación de mortalidad en masa como por ejemplo ante secuelas de un ataque terrorista masivo, desastres naturales u otro tipo de calamidad. La idea es que FEMA esté preparado ante una posible saturación de funerarias y cementerios. Lo que asombra es la precaución que tiene esta Ley al considerar las exigencias de judíos y musulmanes de enterrar los cuerpos de sus coterráneos en caso de desastres provocados por el hombre.
 
Los H+ han creado virus endémicos; virus que se transmiten de generación en generación en forma azarosa frente a determinadas condiciones climáticas y/o externas, es así como estamos rodeados de enfermos de cáncer, sobretodo en sudamérica, un continente lleno de recursos.
 
Todo lo anterior cuesta creer porque la mente humana tiene un primitivo mecanismo de defensa que niega cualquier realidad que provoque estres excecsivo al cerebro. Pero basta con ver que la historia ha estado llena de fanáticos y sectas que se suicidan por muy distintas creencias, ya sea porque el líder era el mesías o porque una nave espacial los estaba esperando.
En la conferencia "Visiones Transhumanas" sobre la religión y transhumanismo, catorce exponentes de diferentes credos y posiciones (Islam, Raelismo, Luteranos, Mormones, Católicos, Adventistas del Séptimo Día, Budistas, Wicca, Urantía, Terasem, Ateísmo, Agnosticismo) discutieron las similitudes y diferencias entre religión y transhumanismo.

Curioso es que las religiones no difieran con los transhumanistas, pues en su afán de "trascender" para siempre los convierte en una ramera que se vende al mejor postor. Han olvidado que el único que da y quita la vida es Dios.

En la Biblia está escrito, pero hay que saber interpretar las palabras, hay libros llenos de verdad y otros que se refieren directamente a pseudos dioses y no al Creador.
Por ejemplo en uno de los libros de verdades podemos encontrar que se habla de una bestia descrita por Juan (el discípulo de Jesús), en el libro del apocalipsis, lo cual recién ahora, después del atentado a Francia y sus posibles consecuencias podemos descubrir cual es su significado y que el final está mas cerca de lo que imaginamos.
En Apocalipsis 13, La Biblia describe a la bestia con 9 características, las cuales calzan perfectament con la Iglesia Católica, pero existe otra bestia identificada. Apocalipsis 14:9-11 nos advierte que no debemos dejarnos poner la marca de la bestia "Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del cordero y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.

Para evitar ser marcados, hay que saber identificar quien es la bestia, la cual sale de la tierra (no es un extraterrestre) Las características de la bestia descrita en Apocalipsis 13:11 son: "Tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón".

La primera bestia surgió del mar (entiéndase una representación de muchas personas y/o naciones), la segunda bestia surge de la tierra (entiéndase un país o lugar específico con poca población)... Esta bestia tiene dos cuernos, cada uno de ellos representa un poder diferente (entiéndase un áís con dos poderes), habla como dragón.

Según esta profecía del Antiguo Testamento (Isaías 17:1-3), la capital de Siria, Damasco, podría ser destruida y reducida a ruinas.

En pocas palabras, ciencia y tecnología pondrán fin a nuestra existencia.