viernes, 7 de junio de 2013

HITLER OCULTISMO Y ESOTERISMO

A principios de los años '30, Hitler y sus círculo de consejeros, se obsesionaron con lo oculto, creyendo que las artes oscuras eran la clave en su plan para dominar al mundo. Fue así como agentes nazis recorrieron el mundo buscando antiguas reliquias nórdicas. Creían que al poseer el poder las piedras nada detendría el avance de la raza dominante. Creían que los símbolos inscritos en dichas relíquías (runas), mostraban el camino a la inmortalidad.
Ahora hagamos una breve definición de ambos términos antes de detallar el origen y uno de los grandes momentos históricos a los cuales se han asociado ambos términos.
Ocultismo: Es una ciencia que practica las ciencias de la naturaleza ocultas, a través de las cuales se logra conocimientos y podereres sobrenaturales (adivinación, magia y espiritismo). Es la creencia en dioses y demonios los cuales tienen una  influencia sobre las cosas de la naturaleza.
Esoterismo: Es una ciencia oculta que practica la alquimia, la adivinación, medicina herbolaria y la sanación por medio de energías.
OCULTISMO EN LA PREHISTORIA: Desde la época del Paleotítico se practica el esoterismo y ocultismo, por ejemplo, usaban las cornamentas de animales en rituales para atraer la prosperidad y comida a la tribu; luego la practicaron culturas como la Egipcia, Romana, Griega y desde ahí hasta nuestros días. 
En el paleolítico se adoraba a la diosa madre, prueba de ellos son las imagenes que se pueden ver en todas las cuevas y lugares que habitaron.  Después de esta diosa madre, comienzan a surgir otros dioses, fundando así religiones y dogmas como el cristianismo, budismo, taoísmo, etc.

En el antiguo Egipto se considera al dios Sol como el mas importante, los egipcios lograron canalizar la energía del sol para crear un misticismo lleno de maldiciones en sus tumbas, sin embargo también desarrollaron, en base a una variante de la herbolaria, un químico que mantenía los cuerpos y los órganos casi intactos por siglos, desarrollaron una magia blanca muy poderosa pero también una magia negra aún más poderosa, pero capaz de ser frenada con magia blanca, “De ahí los famosos libros de los muertos o también conocido como el libro negro o el libro de Horus, y el libro dorado, o libro del sol, o libro de Amon- Ra -Tei".

OCULTISMO Y ESOTERISMO DE PLATON Y PITAGORAS

Escuelas  Platónicas: En la foto lo vemos junto a su alumno Aristóteles, y sobre su mano izquierda lleva su obra TIMEO, un importante e influyente ensayo sobre cosmogonía, cosmología racional, física y religión.  Con su dedo índice, apunta hacia arriba aludiendo a su concepto del mundo de las ideas, del mundo espiritual. Y Aristóteles, con su mano representa lo contrario, es decir, al mundo material. Platón practicó el esoterismo y exoterismo en sus dos formas; la accesible para todos y la que daba argumentos oscuros y decisivos.



Escuela Pitagórica: En la foto lo vemos concentrado en su trabajo, frente a él, un alumno sostiene una pizarra con el triángulo formado por 10 puntos distribuidos en 4 filas con 1,2,3 y 4 puntos que representan la creación universal, fuente de la eterna naturaleza (I+II+III=X). Para sus seguidores, todo es números, el universo puede ser expresado y comprendido a través de las matemáticas. En esta escuela se dividió a exotéricos y esotéricos; los primeros eran simples aspirantes sin investiduras y los segundos estaban completamente iniciados en la doctrina real del maestro.




OCULTISMO EN UNO DE LOS HECHOS HISTÓRICOS MAS ATERRADORES: Ahora analicemos al personaje que estuvo detrás de este hecho... Hitler.

No se puede negar el extraño poder del que dispuso Hitler, hasta la fecha no ha existido otro personaje con la misma capacidad y/o poder de convencimiento, nadie se atrevía a desafiarle o desobedecerle. Esas características son las mas conocidas, pero pocos saben que tenía una obsesión por las reliquias, que según creía él, el poder de ellas lo ayudaría a mantener su imperio. Un día, el joven Adolf (de 23 años) tuvo que entrar en el conocido museo del Palacio Hofburg para refugiarse de una fuerte tormenta, es allí donde encontraría su destino. Caminando por las salas, centró su atención en un manto de terciopelo rojo que tenía una reliquia cristiana de gran poder místico perteneciente al tesoro imperial Habsburgo: la Lanza de Longinos, Hitler quedó fascinado y se obsesionó con su historia, la cual investigó junto a su entonces gran amigo Walter Johannes Stein. Ambos estudiarían los poderes mágicos que aquel objeto tenía. Hitler le explicó sus obsesiones y Stein no pudo más que quedarse asombrado con la enorme ambición del joven. Hitler estaba convencido de que tenía un gran designio que cumplir. La posesión de la Lanza sagrada podía ser el instrumento necesario para hacerlo realidad (la leyenda afirmaba que su poseedor gobernaría el mundo y para ello no perdería jamás una batalla). Stein no tomó demasiado en serio a aquel artista fracasado, pero años más tarde, aquellos delirios de grandeza se harían tristemente realidadEste no fue el único objeto que Hitler trató de encontrar, en su lista también estaban reliquias como el Arca de la Alianza o el Santo Grial. 

Rudolf Von Sebottendorff, (maestro esotérico del futuro Führer) era un estudioso de la Cábala, de la alquimia, miembro de la Orden de los Rosacruces y un asiduo de prácticas ocultistas, promovió en 1918, en Munich, la Thule Gesellschaft, una sociedad secreta fuertemente caracterizada por su antisemitismo y racismo. La Thule se refería a la civilización de la Atlántida, la célebre y enigmática patria de los hiperbóreos, y sobre este mito, El Führer sustentó su acción política. Alrededor de la Thule, hay una sabiduría mágica que el dirigente nazi considera que hay que recuperar y en la que reside el instrumento para forjar el luminoso futuro. Esta sociedad secreta fue la auténtica cuna del Nazismo. El grupo de "intelectuales" de la Thule y la Vril, que en los años veinte decide transformar la secta ocultista en un partido político, cree profundamente en estas cosas. Tanto Hitler como Himmler, Hess, Rosenberg y Frank se consideran herederos de una antigua sabiduría que les permite convertirse en los constructores de una nueva civilización. La primacía de Hitler en el partido nazi, y antes en la orden de los Thule, se debe, a que era un orador muy eficaz y un hábil organizador. Quizás aprendió del mago Hanussen esta primera característica, esa forma casi hipnótica de comunicar; se sabe con seguridad a que Hitler tomó clases de dicción con Hanussen. Basta que se tenga en cuenta la capacidad del hombre para hacer el mal cuando persigue el bien, y cuando persigue el mal presentándolo por bien.
Para hacer honor al nombre del blog hagamos un poquito de historia: Tras la Revolución de 1917 y el triunfo del comunismo, la masonería fue abolida en la Unión Soviética, viéndose obligada a disgregarse. Gran parte de los masones rusos se integraron en diferentes Logias del Gran Oriente Francés, que los acogió en un número no menor de 15 Logias. Ahora, tras casi un siglo de historia y tras la desaparición del comunismo del mapa soviético, la masonería volvió a Rusia, más fuerte que nunca, teniendo en cuenta que fue un instrumento muy útil para el triunfo del comunismo, y no en vano, una considerable porción de revolucionarios fueron masones. Una vez instalados en el poder en 1917, la Komintern, el gobierno comunista, se declaró incompatible con la masonería. Ahora, décadas después, con la desaparición oficial del comunismo en Rusia, cualquier ciudadano de la ex Unión Soviética ya puede informarse, ponerse en contacto, y en su caso, ingresar en la Gran Logia de Rusia, fundada oficialmente el 24 de junio de 1995. La Masonería rusa está presente en Internet a través de su página oficial: www.freemasonry.ru. Asimismo, más de veinte de los denominados talleres masónicos, entre los que cabe destacar La Armonía, Lotus, Aurora, La estrella polar, Alfa y Omega, entre otras, pertenecen hoy día a la Gran Logia Rusa. Hitler estaba convencido que Inglaterra no iba a entrar en la guerra por los vínculos que existían entre las sociedades esotéricas alemanas y británicas, ya que existían puentes entre las culturas esotéricas, las órdenes herméticas y los servicios secretos ingleses y alemanes en los siglos XIX y XX. Cuando se estableció el Tercer Reich, estos grupos siguieron discutiendo sobre cómo reconquistar la sabiduría aria. Había mucho en común entre ellos: Ante todo, una concepción según la cual la historia que conocemos es sólo una parte de la historia de la humanidad. Sólo unas élites de iniciados conocen “toda” la historia. Este puente esotérico entre las sectas ocultistas de ambos países se remonta al siglo XVIII, con la sociedad de los Rosacruces y The Golden Dawn, una de las más influyentes en Gran Bretaña. 

El análisis del ocultismo de Hitler, se basaba en las mismas enseñanzas New Age, leía a Helena Blavatsky y a Alice Bailey, sus escritos influenciaron increíblemente la mente de Adolf. Meditaba usando drogas para abrir el tercer ojo y alcanzar un estado de conciencia trascendental. También estudió profundamente las historias de misticismo y leyendas nórdicas antiguas de personas envueltas en una hermandad de sangre, quienes sustituyeron la Esvástica por la Cruz Cristiana, y participaban en rituales de Magia Negra que incluían perversiones sexuales. Lo anterior, solo lo preparó para lo peor que estaba por venir... unirse a la Sociedad Thule en 1919. El Maestro en ese tiempo, fue Dietrich Eckhart, quien ejerció gran influencia sobre Hitler. Fue también el tiempo en que Hitler se fascinó por la persona, poder y oficio del Anticristo que llegó a creerse el mismo anticristo. Fue también ese el tiempo en que los ojos de Hitler cambiaron a un color azul pálido, algo común en personas poseídas por demonios. Eckhart lo entrenó en todos los aspectos de la Magia Negra, transformándolo en uno de los más grandes adeptos ocultistas en la historia. Recibió la mejor enseñanza de magia negra elevada y sádica (la misma que practicaba Alister Crowley y que no detallaremos acá, porque no es la idea central de la publicación). En su iniciación, Hitler fue torturado a tal nivel que quedó impotente, él solo sentía satisfacción sexual practicando sadismo y masoquismo extremo, sentía placer sexual tanto por dar dolor a otros como por recibir ese mismo dolor, esto lo llenó de un odio y un veneno sobrenatural. A este paso Hitler estaba totalmente poseído por la Jerarquía de Espíritus, y preparado para tomar el liderazgo del Partido Nacional Socialista.
Ahora relacionaremos a Egipto con hitler; lo primero que debiera llamar la atención y hacernos pensar en Ocultismo por parte de los Nazis, es su creencia "oculta" en la tierra mítica hiperbórea-Thule, mencionada por Herodoto en la leyenda egipcia del continente Hiperbóreo en el lejano norte. Lo segundo que debiera llamarnos la atención es que tanto nazis como Egipcios adoraban al Sol, símbolo sagrado de los arios, frente al simbolismo femenino y mágico de la luna", algo muy cercano al pueblo semita (judíos). Ciertamente el culto al sol expresado por los nazis, fortalece el significado ritual del mismo como opuesto al dogma monoteísta judío. 

Científicos del Proyecto Paperclip
Resumiendo, Hitler estaba poseído, él se iba a una montaña a meditar y cuando bajaba regresaba con una fuerza que le hacía controlar a la multitud, cuando los aliados acabaron con el régimen nazi, el gobierno americano empezó una operación llamada operación "Paperclip" u "Overcast" que consistía en llevarse a todos los científicos y ocultistas alemanes (paradójicamente ellos no fueron juzgados por sus crímenes en experimentos con las personas), de ahí surgió el Mk Ultra que era usado por Hitler para controlar a las personas. Tampoco podemos desconocer que el Ocultismo y Esoterismo guiaban los pasos de este personaje, y  que por vez primera una Orden o logia, pasó a ser un partido político (Partido Nacional Socialista).

En una siguiente publicación escribiré sobre el origen y significado de la Svástica y del por qué fue éste el emblema nazi. Su significado original va a sorprender a mas de alguno, ya que muchos creen que su origen data desde este aterrador período histórico, pero en realidad para saber su origen haremos un viaje a través del tiempo y nos transportaremos hasta el antiguo Egipto... 


Retomando el tema esotérico a Hitler y enlazándolo al Budismo, mencionaremos que en el Tíbet existían tres religiones diferentes, que se mezclaban a veces por préstamos unas con otras. El budismo Se dividía en dos ramas:
Los Gorros amarillos que practicaban las enseñanzas de Buda en su integridad en los ámbitos religiosos, moral, ascético y que en nuestra época constituyen la mayoría de los monjes que dicen ser fundadores de la doctrina. Su hábito ocre amarillo les dio ese nombre.
Los Gorros rojos, que practicaban un budismo mezclado con tantrismo, con una mezcla que exigía el uso de la mujer en algunos ritos. Los Gorros rojos deben su nombre al color de su vestimenta.
Los Gorros negros, que practicaban con el nombre de budismo un chamanismo que no era más que brujería simple y sencilla. Es la religión más antigua del Tíbet, anterior a la introducción del budismo. Esta religión lleva el nombre de bon, sus adeptos se llaman bonpos o boenpos.
El símbolo sagrado de los Gorros negros era la svástica sinistrógira, inverso a la de los otros utilizado por germanistas alemanes. Asimismo, los molinos de oración de los bonpos se giran a la inversa de las manecillas del reloj, en el mismo sentido de rotación que su cruz gamada.
Contrariamente a los principio esenciales del budismo tradicional que se niega a derramar sangre, los bonpos utilizan sacrificios animales; gallos, faisanes o monos cuando tienen alguno. Llevan hábitos de color oscuro (a veces púrpura violáceo), adornados con diversos símbolos; utilizan sombreros negros de alas anchas que llevan muy arriba cinco minúsculas “cabezas de muerto” de madera dispuestas en pentagrama y en la punta un dordge o piedra fulminaria. Emplean un tambor hecho de cuero de macho cabrío salvaje o un damaru, tamborcito hecho con dos capelas craneanas unidas en el fondo y con la piel estirada de uno o dos lamas de su secta particularmente famosos. Adoran y sacralizan el fuego del hogar; no admiten ninguna profanación para con él. Utilizan igualmente altares de piedras no talladas e innumerables pendones que llevan inscripciones rituales, en lo alto de garrochas o de astas lo más elevadas posible. Ese uso fue conservado, como sabemos, por los nazis, que lo utilizaron y del que abusaron durante sus manifestaciones masivas. Su rosario está echo de ciento ocho vértebras de serpiente, o de arandelas recortadas de ciento ocho cráneos diferentes, cantidad de elementos de cualquier rosario lamaico. Finalmente, viven en comunidades, en monasterios o lamaserías semejantes en aspecto a los demás monasterios del budismo ortodoxo. Entre los bonpos el dios principal es el de la tierra, que por cierto se llama Bonpo. La iglesia amarilla es asistida por doce inteligencias secundarias y el hecho de adorar al fuego tiende a demostrar que se trata de un dios identificado con el fuego central de la tierra.
Hacia el 747 de nuestra era llegó al Tíbet un tal Padmasambhava, indio tántrico originario de Udayana. Poco a poco, bajo su influencia y la de las dos esposas del rey del Tíbet, éste se convirtió al budismo, pero la corte y el pueblo siguieron fieles al bonpos. Una persecución obligó a los sacerdotes de bon a huir y ocultar sus libros sagrados y sus objetos rituales para esperar, según sus afirmaciones: “¡el tiempo en que la acción de la doctrina bon, doctrina de la cruz con garfios realizará la liberación de la humanidad!”; evidentemente la cruz con garfios era su svástica sinistrógira. Los sacerdotes bonpos fulminaron una maldición general contra el rey, su corte y los auxiliares de Padmasambhava. Todos murieron rápidamente dos semanas después y ante ese duelo general, Padmasambhava abandonó el Tíbet.
En realidad  en el origen del movimiento, estuvo un tal Friedrich Krohn, miembro de la Tule y de la orden de los Germanos, quien propuso la adopción de la cruz gamada como emblema de la corriente. Deseaba que fuera la svástica dextrógira la adoptada, basando esa elección en el hecho de que ese modelo era el del budismo ortodoxo, donde significaba fortuna (buena) y salud (psíquica y moral). Rechazaba la svástica sinistrógira porque significaba lo contrario. Recordó que la zarina de Rusia, prisionera de los bolcheviques, la había adoptado como signo de protección y que eso la había conducido a la masacre de su familia.
Adolfo Hitler tomó la postura contraria y su opinión, gracias a su elocuencia persuasiva, triunfó en las deliberaciones del Deutsche Arbeiterpartei (DAP), y fue así como la maléfica cruz gamada entró en la historia de Alemania. El año siguiente, el DAP fue remplazado por el NSDAP, es decir el Nacionalsocialista Partido Obrero Alemán con una bandera que tenía un campo de color rojo subido con un disco blanco donde giraba en sentido contrario al del trayecto solar una svástica negra.

¿ES EL BUDISMO UNA RELIGIÓN SANA O PRÁCTICA DE SATANISMO PURO?
continuará..!