sábado, 13 de abril de 2013

UN CUENTO SOBRE REPTILIANOS Y ANUNNAKIS

UNA ENTRETENIDA HISTORIA SOBRE LOS REPTILIANOS Y ANUNNAKI

 Vamos a narrar esta historia en forma didáctica para no aburrirlos y de antemano aclararles que es solo ficción.

Erase una vez, un gran clan compuesto por varias familia de razas inteligentes reptilianas. Una de ellas eran los saurios (draconianos o dracos). Otra eran los Usumgal, muy parecidos a Los Saurios pero con menos rasgos reptiles.  Los saurios, se habrían originado en la tierra pero evolucionaron de los dinosaurios; esto sucedió en una línea de tiempo muy diferente a la nuestra.  Hubo un cataclismo que arrasó con la vida en la tierra. Ocurrido esto, esta familia emigró al sistema Alfa Draconis y desde ese lugar extendieron su imperio a través de las constelaciones, en especial en Orión la cual fue su segunda casa.

Una vez instalados en Orión, la familia Saurio conoció a sus primeros aliados: Los Lux, que eran seres etéricos que alojaban en el cerebro de los seres físicos inteligentes. En otro sistema conocieron a unos vecinos llamados Carianos, ellos tenían aspecto de hombre pájaro. Un poco mas allá estaba los vecinos Rigelianos, ellos eran seres pequeños y de grandes ojos y cabezones estos últimos pasaron a ser los sirvientes de los Saurios.

En el Sistema Zeta Retículi, encontraron a seres de similares características y mezclaron genes de ambas razas, fue así como se creó al sirviente (esclavo) perfecto: llamado Miminu. Estas tres familias, los Rigelianos, los Zeta Reticulis, y los Miminu, son los que hoy conocemos como los Grises. Pero para la familia Saurio esto no fue suficiente y siguieron expandiendo su imperio por las constelaciones. Eran muy buenos para luchar, por lo tanto cada guerra que emprendían la ganaban.  Solo una vez perdieron y fue con una familia que vivía en el sistema Sirio. Ellos tenían aspecto de hombre pez. Los Sirios crearon una familia (raza) que fueron los eternos enemigos de los Saurios. Esta familia tenía aspecto de  humanos galácticos que vivían en el sistema Vega de Lira.
Los Saurios conocerían a los humanos galácticos durante una guerra que comenzó con un conflicto entre Insectoides Nim o Mantis, en esta pelea perdieron los Saurios, ya que los Mantis recibieron ayuda de sus aliados liderados por los humanos galácticos, así se conocieron ambas familias.
Esta fue la primera vez, que la familia Saurio se encontró con una Alianza de múltiples civilizaciones en su contra. Aún así, como eran buenos para luchar, lograron causar grandes bajas a sus enemigos, incluso destruyeron el planeta natal de los humanos galácticos. Pero, cuando su propio Planeta Draco, fue también destruido, Satanel, el Comandante Supremo de las Fuerzas de Orión, hizo un inesperado e histórico llamado a todas las partes del conflicto a una negociación conjunta.
Tras este llamado, se creó la Federación Galáctica de Velatropa y se dio inicio a una nueva Era de Paz Galáctica. Se hicieron múltiples expediciones a diferentes Sistemas para descubrir y contactar pacíficamente a diversas familias (razas) para hacer la invitación a sumarse a la Federación. Incluso, se llegó a contactar a los Creadores y Planificadores Cósmicos de la Evolución en Nebadon, el Cúmulo Galáctico al que pertenecemos; y hasta se organizó una Expedición a la Galaxia Central de Andrómeda para una entrevista con el Consejo de los 13 de Nebadon.
De todo esto, se aprendió que había un Plan Cósmico, y que las Razas protagonistas en éste eran los Reptilianos y los Humanos. Sin embargo, en cierto momento, los Creadores y Planificadores decidieron que su Plan Cósmico no estaba resultando como debía, y apostaron por un «Cambio de Planes Cósmico». Luzbel, uno del Consejo de los 13, se rebeló contra este cambio de Planes, y decidió que los Saurios debían saber de qué se trataba: Contactó con Satanel, ahora líder y representante de toda la Liga de Orión para la Federación Galáctica, y le dijo que los Creadores  y Planificadores habían creado una nueva Línea de Tiempo, en la cual la Tierra no daría origen a una Raza Reptiliana, sino a una Humana.
Ante esta noticia, Satanel entró en cólera, y ésta se extendió a toda la Familia Saurio, cuando el Nuevo Plan Cósmico fue revelado. Entonces, Satanel proclamó su Rebelión Cósmica contra este Plan, contra los Creadores y Planificadores y contra la Federación Galáctica, que se había convertido en ejecutora de esos Planes.
Estalló así otra guerra, que fue aún más terrible que la primera. Mundos completos fueron barridos sin contemplaciones por la furia Reptil. Pero, finalmente, los Rebeldes y sus Aliados fueron aplastados y sometidos en la Batalla Final, librada en el Sistema que conocemos como Las Pléyades.
Satanel y sus principales Comandantes, fueron apresados y juzgados ante el Consejo de los 24 de  nuestra Galaxia. La sentencia fue el ser deportados a la Tierra, en el Tiempo Alternativo, en una época situada hace un millón de años de nuestro tiempo, para realizar trabajos forzados en favor del Nuevo Plan Evolutivo para la Tierra.
En esta época estaba surgiendo la Raza  Homo Erectus, que estaba destinada a evolucionar hacia un Humano Inteligente capaz de albergar una Chispa Divina en su ser. Los Rebeldes, no sólo no ayudaron en este Proyecto, sino que se las arreglaron para sabotearlo y, en un último enfrentamiento con los comandos de la Federación Galáctica en la Tierra, fueron destruidos. 
Pasaron, entonces, con sus Cuerpos Astrales a habitar la Cuarta Dimensión de la Tierra, y ahí se dieron cuenta de que no podían escapar de este planeta, debido a ciertos Dispositivos instalados por la Federación Galáctica. 
Entonces, su ira fue inmensa, y juraron no descansar hasta encontrar la forma de destruir la Humanidad, de la Tierra primero y de todo el Universo después. Pero antes, les quitarían la Chispa Divina, chispa de la que ellos carecen, para ser inmortales y trascender el Universo Material; para enfrentarse y destruir a los Creadores y Planificadores, que habían jugado con ellos y con todas las Razas del Universo.
Por entonces, lo único que pudo hacer la familia Miminu, fue crear un Portal Dimensional en Marte, por el cual los Reptilianos Astrales podían asomarse durante ciertas Alineaciones Planetarias.
Siguiendo con la historia de ciencia ficción entretenida... acá va la segunda parte y final.


LOS ANUNNAKI

Hace unos 450.000 años, empezaron a llegar a la Tierra, los Anunna, una rama menor de Humanos Galácticos, creada por los Humanos de las Pléyades. Estos Anunna llegados a la Tierra, fueron conocidos como los Anunnaki. Hace unos 400.000 años, un grupo menor de Anunnas, conocidos como los Igigi, fueron destinados a Marte.
Los Anunnaki crearon la Raza de Adamu o Neandertal, combinando sus propios genes con los del Andonita u Homo Erectus.
Hace 108.000 años, estos dieron origen a la Raza de Adapa, u Homo Sapiens Sapiens, una raza ya capaz de albergar una Chispa Divina, aunque no todos tenían este componente.

Los Reptilianos Rebeldes notaron un nuevo motivo de descontento entre los Igigi, al pasar éstos demasiado tiempo en Marte, solteros y sin mujeres, y decidieron aprovecharlo en su favor. Ésta vez, y con ayuda de un grupo de Reptilianos Físicos recién llegados a Marte, realizaron una compleja operación, secuestrando a Marduk, y expulsándolo de su propio cuerpo, para instalar en su lugar a Satanel. La misma operación se realizó con los hombres de confianza de Marduk, cambiándolos por los Compañeros más cercanos de Satanel. Entonces, los Líderes Reptilianos, en los cuerpos de los Líderes Igigi, se prepararon militarmente y, hace unos 52.000 años, desataron una nueva Rebelión, descendiendo a la Tierra, para tomar esposas de entre las mujeres Adapitas, y obligando a los asombrados Líderes Anunnaki a bendecir dichas uniones, bajo la amenaza de atacar y destruir desde el Espacio todas las Instalaciones Anunnaki en la Tierra si se negaban a hacerlo.

Todo esto lo hicieron para iniciar un Linaje especial de Humanos-Reptilianos y, desde entonces, los Reptilianos han estado buscando la combinación de ADN exacta que les permita seguir siendo Reptilianos y, a la vez, albergar en sí una Chispa Divina, como los Humanos.

Los hechos narrados son mera ficción basados en ningún texto o fuente fidedigna. Además no representan el pensamiento de las creadoras del blog.  Solo constituye un texto de entretenci
ón.